Osario de San Bernardino y otras curiosidades milanesas.

 

Osario de San Bernardino y otras curiosidades milanesas.

A pocos pasos de la catedral de Milán puedes encontrar lugares fascinantes rodeados por un velo de misterio.

Osario de San Bernardino y otras curiosidades milanesas.

Milan

Capital de Lombardía y moda acoge a más de un millón de habitantes y 2500 años de historia. Es una de las ciudades más importantes y emblemáticas de Italia, llena de lugares de gran interés. Además del Duomo y la galería Vittorio manuel II, a pocos pasos de la plaza, podemos encontrar rincones inusuales y poco conocidos.

San Bernardino a los huesos

En visitar Milán, es necesario detenerse para tomarse una selfie con la catedral detrás o caminar por la galería adyacente admirando los escaparates. Pero si seguimos hacia la plaza de Santo Stefano encontraremos la Basílica del mismo nombre y, a su izquierda, la iglesia de San Bernardino a los huesos. Vayamos directamente al grano. Una vez dentro la iglesia tiene un pequeño pasillo a su derecha que conduce a una habitación en particular, aunque no un poco macabra. ¡Esta es una habitación con una base cuadrada con miles de huesos humanos en sus paredes! Sí, habeis leido! Calaveras, fémures y tibias se colocan contra las paredes de forma ordenada y precisa para decorar los lados, incluso formando grandes cruces. Al mirar hacia arriba, veremos una hermosa pintura al fresco de Sebastiano Ricci llamada “Triunfo de las almas en el vuelo de los ángeles”. Obra terminada en 1695.

Osario de San Bernardino y otras curiosidades milanesas.

Los huesos y un poco de historia.

¿Pero de quién son todos estos huesos?

¿Son de verdad? ¡Por supuesto! Un poco de historia es necesaria. En el siglo XII se construyó el hospital de Brolo, que ya no existe con un cementerio adjunto. Debido a la poca capacidad de este último, se decidió construir una capilla para albergar los huesos de los muertos. La historia cuenta que en 1642 el campanario de la Basílica de Santo Stefano Maggiore se derrumbó destruyendo la iglesia adyacente. La Confraternidad de Disciplini, monjes que vestían una capucha característica que cubría toda la cara, decidió reconstruirla. Esta vez, sin embargo, de una manera completamente original, utilizaron los huesos del cementerio para decorar las paredes interiores. San Bernardino a los huesos demostró ser tan único y fascinante que incluso el rey de Portugal Giovanni V decidió construir uno en Évora, cerca de Lisboa, en 1728. Última llamada Capela dos Ossos

Osario de San Bernardino y otras curiosidades milanesas.

Cementerio de la Cà Granda.

Al salir de la iglesia de San Bernardino, las sorpresas no se acaban. De hecho, dirigiéndonos hacia el hospital Maggiore podemos ir a la tumba de Ca ‘Granda. Una agradable visita guiada conduce a la cripta de la Iglesia de la Anunciación. Sus bóvedas bajas tienen los restos de las decoraciones pictóricas de Paolo Antonio de ‘Maestri “Volpino” junto con un altar escaso y columnas poderosas. Debajo de la cripta se encuentra el cementerio, que se utilizó para apilar los cadáveres de los fallecidos del hospital. ¡Se estima que más de 150,000 cuerpos han sido depositados allí! La guía cuenta que, gracias a los estudios antropológicos sobre el resto, ¡fue posible descubrir enfermedades, métodos de tratamiento e incluso un caso de enanismo! Los caídos de los Cinco Días de Milán fueron recibidos inicialmente en este cementerio.

Osario de San Bernardino y otras curiosidades milanesas.

El archivo historico

La visita continúa al archivo histórico adyacente, que conserva todos los documentos y prácticas de los primeros hospitales de Milán hasta la creación del Ospedale Maggiore Policlinico Ca ‘Granda. Entre los diversos documentos, que se remontan al año mil, surge el acto fundacional del hospital firmado por el propio Francesco Sforza. Por lo tanto, es un lugar histórico y fascinante para la calidad de la conservación y para su historia original.

Osario de San Bernardino y otras curiosidades milanesas.

Para reservar una visita puede visitar el enlace ARSE.

Milán no es solo moda y entretenimiento, sino también fascinante cultura e historia.

¿Te gustaría leer otro artículo? ¡Echa un vistazo a la sección Viajes y otras historias o mira mi galería a continuación!

 

 

Marco Pachiega